Por alguna razón, y pese a que existió un vestigio sobresaliente en California, los Couttolenc de Estados Unidos de América no tenían la certeza del lugar del que habían llegado sus antepasados. Pocos fueron los que se avocaron a investigar sobre sus orígenes, y sólo dos los que proporcionaron los datos resultantes. Un agradecimiento especial a Donnan Eugene Coutolenc y a Valerie Ann Chester Hoover, pues son sus aportaciones las que dieron forma a este espacio.

Así como emigraron barcelonnettes de Saint Pons y Chazelas, también hubo los que partieron de Jausiers, hogar del matrimonio formado por Antoine Couttolenc y Louise Esmenjaud. Los hijos de esta pareja fueron: Catherine, Marie Madeleine, Jean Dominique, Marie Elisabeth, Hyacinthe, Marie Marguerite, Therese Marie Phanie y Pierre Antoine.

Jean Dominique Couttolenc, hijo de Antoine y Louise, se casó con Anna Marguerite Pautrier en enero 22 de 1771, pero 18 años después, en 1789, ella falleció dejando una descendencia de 8 hijos: Anne Marguerite, Marie Madeline, Anne Marie, Catherine, Anne, Marie Anne, Jean Marie y Jacques Couttolenc. Al poco tiempo de quedar viudo, Jean Dominique se casó con Victoire Audiffred, con la que tuvo 9 hijos: Jean Pierre, Sebastien, Marie Catherine, Nicolas, Victoire, Marie Madeleine, Jacques Antoine, Jean Antoine y Jean Louis.

Jean Antoine (1802 a 1888), hijo de Jean Dominique y Victoire, se casó con Marguerite Fortoul y tuvo a Jean Honore; sin embargo, Marguerite falleció en 1842 y Jean Antoine volvió a casarse en 1844 con Elisabeth Antoinette Bellon, con la que tuvo 9 hijos: Jean Dominique Desire, Marie Emilie, Eulalie, Jean Baptiste, Josephine, Marie Virginie, Eugene Fortune, Jacques Auguste y Alphonse. Según algunos datos, se dice que Jean Antoine tuvo otro hijo con una mujer a la que sólo se le conoce por su nombre: Mary. Es probable que este hijo, llamado Carlo, no haya llevado el apellido Couttolenc.

Es curioso el dato que surge a partir de los hijos de Jean Antoine, pues al menos 9 de sus hijos tuvieron registrado el apellido con una sola "T": Coutolenc. Y es curioso porque antes de que Valerie Ann Chester Hoover nos hiciera llegar su investigación, nosotros teníamos la "idea" de que este cambio en la escritura del apellido se había llevado a cabo hasta el momento en que los Couttolenc se nacionalizaban en Estados Unidos de América.

En esta generación es donde nos encontramos con Eugene Fortune Coutolenc, hijo de Jean Antoine y Elisabeth Antoinette Bellon. La historia que a continuación se detalla, fue enviada por Donnan Eugene Coutolenc, quien transcribió el texto retomándolo de una entrevista hecha directamente a su abuelo, Eugene Fortune Coutolenc.

En el pueblo de Jausiers, en el hermoso valle del Ubaye, el departamento de los Alpes Bajos rodeado del magnífico paisaje tan común en la región montañosa del sur de Francia, vivía la honorable familia francesa de Jean Antoine y Antoinette (Bellon) Coutolenc. Esta respetable pareja tuvo un hijo, Eugene Fortune. Su abuelo Antoine Coutolenc, fue Mercader y comerciante. Había hecho contratos por la cantidad de 80 mil francos con las tropas de Napoleón cuando iban de camino a Italia, pero perdió todo cuando gobierno francés falló al pagar la obligación. El padre de Eugene fue carnicero, se casó dos veces; de su primer matrimonio tuvo dos hijos, uno de ellos Jean Coutolenc, vino a California en 1851, fue carnicero y murió en Santa Helena cuando tenía 82 años. Del segundo matrimonio tuvo ocho hijos; 2 de ellos están en California y son los únicos sobrevivientes de la familia: Auguste, de San Francisco y Eugene Fortune, el de esta reseña. El padre murió el 19 de marzo de 1811, después de vivir una larga y útil vida.

Sexto en una familia de ocho hijos, Eugene Fortune Coutolenc, nació en 1854 y se crió en Jausiers, donde asistió a la escuela pública. Aun siendo pequeño trabajó en la carnicería de su padre y al mismo tiempo se hizo adepto al comercio. Cuando tenía 19 años, en 1873, llegó a San Francisco, en donde residían sus dos hermanos mayores, 1 en esa ciudad, y el otro cruzando la bahía, en Oakland. Durante un año fue empleado del departamento de paquetería de Barraty y Coutolenc. Después, cruzó la bahía y fue trabajar para su hermano que tenía un mercado en Oakland. Mientras trabajaba para su hermano pasaba sus ratos libres estudiando inglés y en las noches iba a un escuela nocturna; de este modo, pronto aprendió a hablar el idioma de su país adoptivo.


 

Deseando entrar en los negocios por sí mismo, abrió un café de ventas de mayoreo y menudeo en el 307 de Clay Street, San Francisco, en el que estuvo por seis meses. Después fue sobre la bahía a Sausalito y entró al empleo de un señor Josse, quien conducía el mercado de la carne ahí, pero muy pronto compró el negocio, en sociedad con Jean Barraty, la firma negociaba bajo el nombre de Barraty y Coutolenc. El establecimiento aún hace negocios y es conducido por Edward Barraty, hijo del antiguo propietario y un ex-mayor de Sausalito (sic.). El señor Coutolenc vendió sus acciones después de dos años y regresó a Oakland a trabajar para su hermano Jean, en una tienda conocida como el Mercado del Sauce, ubicado en las calles tercera y Jefferson, donde estuvo por dos años.

El señor Coutolenc se casó en Sausalito el 19 de enero de 1879 con la señorita Gabrielle Picard, quien nació en Chinon, departamento de Indre-et-Lorie, Francia, y que llegó a San Francisco con su padre cuando era una jovencita. Algún tiempo después de su matrimonio, la joven pareja viajó a Butte County a visitar a los padres de la señora Coutolenc y, a su regreso a Oakland, el señor Coutolenc compró el Mercado del Sauce a su hermano y lo dirigió él solo durante dos años; debido a una enfermedad lo vendió y se fue a Santa Helena, donde en compañía con su hermano Jean abrió una tienda por un período semejante.

 

Zona de Butte County, California   (Se indica el lugar donde estuvo el pueblo Couttolenc)

Mientras tanto, su esposa murió, y él enfermo tanto que su médico le recomendó hacer un viaje por mar a las islas Sandwich para tener un cambio. Lo hizo en 1884 y estuvo ahí cinco meses. Estando en las islas, conoció a una joven con quien se casó el 7 de febrero de 1885; esta dama era la señorita Amelie Rochet, nacida cerca de Lausanne, Canton Vaud, Lake Geneva, Suiza, hija de Jean David y Hortence (Lambelet) Rochet. Eran granjeros que pasaron todo su vida en su cantón de origen donde nacieron sus cinco hijos, 3 de los cuales aún viven: Louis, está en Suiza; Adele, la señora P. Remond, vive en Berkeley; y la señora Coutolenc, la más joven. Ella recibió una buen educación, era compañera de viaje de una mujer inglesa, y había pasado buena parte del tiempo en Londres, fue a las islas Sandwich con su familia en 1883. Ahí conoció al señor Coutolenc.

         
         

.
Entrada a Butte County     (Fotografía tomada entre 1909 y 1915)

Después de su matrimonio, la salud del señor Coutolenc se normalizó nuevamente, trajo a su esposa a California y se instalaron en Butte County. Rentó una tienda y un rancho de Víctor Poumarat en el lugar que ahora se conoce como Coutolenc, y se enganchó en el negocio mercantil en general y en criar cerdos y empacar la carne para los mercados. Al cabo de cinco años había prosperado tanto que compró varias propiedades al señor Poumarat y, al mismo tiempo, construyó un hotel, una reserva de concreto, condujo el agua en cañerías desde un gran manantial hasta ahí, y desde ese lugar hasta el hotel y unas cabañas, las cuales construyó para sus huéspedes de verano y sus inquilinos. Él administró el hotel, la tienda y el negocio de empacar carne y tuvo mucho éxito.

 
 
Pueblo Coutolenc     (Fotografía tomada entre 1909 y 1915)
.

 
 
El señor Poumarat tenía una oficina postal llamada entonces "la llave del amor" en su casa y sirvió como administrador de correos durante algunos años, pero después ya no quiso molestarse con eso, de modo que consiguió que el señor Benner se hiciera cargo, y fue movida a su casa, casi una milla y media al norte, manteniendo el nombre de "la llave del amor". Cuando el señor Coutolenc se estableció por primera vez en el lugar, le recomendaron que tratara de recuperar la oficina postal. Esperó dos años, entonces aseguró suficientes firmantes para una petición y la oficina se trasladó nuevamente a su localidad, y él fue nombrado administrador de Correos. Esto creó disturbios en el vecindario de la casa del señor Benner y como resultado la oficina fue regresada ahí.
 
Nuestro peronaje podía ver la necesidad de tener un oficina en su vecindario por la conveniencia de los ciudadanos y sugirió que fuera llamada "la vieja llave del amor", pero las autoridades postales objetaron y la petición fue negada. Él persistió en sus intentos y al fin se estableció un oficina en su localidad, a la que se le llamó Coutolenc, en su honor, y fue nombrado administrador de Correos por el señor Wanamaker, y estuvo en el cargo durante 19 años, con su amable esposa como asistente. En 1909 vendió su almacén y otras pertenencias a Clarence Musselman, y se mudó a Chico, lugar vecino donde compró una casa en las calles cuarta y Laburnum; más tarde compró un almacén en Esplanade y comenzó un mercado de carne, el cual administró algunos años, cuando vendió su negocio.
.

.
 
Hotel y Saloon Coutolenc      (Fotografía tomada antes de 1900)
 

 
 

El señor y la señora Coutolenc tuvieron cinco niños: Adele, quien murió a los siete años; Leila, señora P.L. Roberts, de Chico; Ida, una graduada de la secundaria de Chico y de la Normal Estatal, que dió clases en Oakland; Valentine, graduado de la secundaria de Chico y que también estudió la Normal Estatal de Chico; y Eugene David. El señor Coutolenc siempre favoreció las buenas escuelas y durante años fue comisario del distrito Coutolenc, llamado así en su honor, y trabajó ahí como oficinista por algún tiempo. Como político, fue demócrata, además también estaba interesado en la minería, poseyó dos tercios en una propiedad minera en asociación con el señor Poumarat. Esta fue una molienda libre de Quarzos de oro y se desarrolló como una buena inversión. El señor y la señora Coutolenc fueron ciudadanos altamente respetados en el condado".

Fin del entrevista a Eugene Fortune Coutolenc en 1918. El Eugene David mencionado en el artículo fue padre de Donnan Eugene; murió en Chico, California en 1983


 

 
 
Familia Couttolenc formada por Eugene Fortune y Amelie    De izquierda a derecha: Leila, Eugene Fortune (detrás de Leila), Eugene David, Ida (detrás de Eugene David), Amelie y, finalmente, Valentine.    (Fotografía tomada en 1907).

Todos estos hechos permitieron que a Eugene Fortune Coutolenc se le considerara el fundador del pueblo Coutolenc, que desapareció en llamas en fechas cercanas a 1918. Eugene Fortune Murió el 19 de noviembre de 1940 en Chico, Butte County, California.

 
        .

 
 
Familia Couttolenc   De izquierda a derecha (parte trasera): Orwell Logan y su esposa Ida (Coutolenc); Mead Bunger y su esposa Valentine (Coutolenc); Paul Roberts y su esposa Leila (Coutolenc).  De izquierda a derecha (parte central): Elsie y Eugene David Coutolenc cargando a Marjorie); Amelie y Eugene Fortune Coutolenc.  De izquierda a derecha (parte frontal): Clifford y Winston Roberts (hijos de Paul y Leila Roberts) (Fotografía tomada en 1925).
 
   
 
   

 

El nieto de Eugene Fortune: Donnan Eugene Coutolenc con su esposa Bettie

 

Christi y Niki Coutolenc, hijas de Donnan y Bettie Descendientes directos de Eugene Fortune Coutolenc que aún residen en Chico, California.

 

Aún hoy en día pueden encontrarse los vestigios de lo que fuera el pueblo Couttolenc, ya que en la misma zona donde se encontraba ubicado, cruza una carretera a la que se le nombró como el pueblo que desapareció en un terrible incendio que logró quemar todo hasta "la tierra", como se dice localmente.

En las cercanías de esta carretera Coutolenc (localizada en las cercanías de Chico, Butte County, California), se encuentra un hermoso lago y unas hermosas áreas de descanso, donde los vacacionistas suelen llegar  en grupos familiares. También en este mismo punto se encuentra el Cementerio Coutolenc, en el que obviamente se encuentran los restos de los Coutolenc que se asentaron en esta región, así como la mayoría de sus descendientes.

 

Aspecto actual de la carretera Coutolenc.

 

Enormes árboles que embellecen la región, son los únicos testigos del pueblo que alguna vez existió en este lugar.

El Cementerio Coutolenc: la última morada de los fundadores del pueblo Coutolenc.

  

Lápidas de los Coutolenc y de algunos de sus descendientes (Bunger y Logan)


Las lineas genealógicas de los Coutolenc de Estados Unidos de América son las más definidas y precisas, extraordinaria tarea realizada por Valerie Ann Chester Hoover.   Esperando que, para confirmar o refutar los datos presentados, se contacten los demás descendientes que tengan conocimiento sobre cómo fue aumentando esta familia, ponemos en este espacio el árbol genealógico que se ha logrado armar sobre esta rama proveniente de Jausiers, Barcelonnette.

 ¿Tienes alguna duda o más información que complemente esta investigación? ¡Contáctanos, por favor! couttolenc@graffiti.net  y  arturo@couttolenc.org